Enfermedades de la piel: Psoriasis y vitíligo (Tratamiento natural nº 43) por Adolfo Pérez Agusti

Enfermedades de la piel: Psoriasis y vitíligo (Tratamiento natural nº 43) por Adolfo Pérez Agusti

January 19, 2020

Titulo del libro : Enfermedades de la piel: Psoriasis y vitíligo (Tratamiento natural nº 43)
Fecha de lanzamiento : December 24, 2014
Autor : Adolfo Pérez Agusti
Número de páginas : 86

Obtenga el libro de Enfermedades de la piel: Psoriasis y vitíligo (Tratamiento natural nº 43) de Adolfo Pérez Agusti en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Adolfo Pérez Agusti con Enfermedades de la piel: Psoriasis y vitíligo (Tratamiento natural nº 43)

Las enfermedades de la piel no tienen la misma consideración de gravedad como las patologías internas, especialmente porque no suelen comprometer la vida. La medicina, por ello, no dedica las mismas horas de estudio a ellas que a las demás y con el paso de los años vemos que apenas si hay tratamientos efectivos o, al menos, novedosos. Los enfermos indudablemente parecen sanos, pero su relación social y afectiva se resiente demasiado como para que no les tengamos en cuenta.
Como el lector verá a lo largo de este libro, ambas enfermedades –psoriasis y vitíligo- tienen varios puntos en común, como son: la sensibilidad al sol, su característica de crónicas, su área circunscrita a ciertas zonas y su aspecto en momentos muy similar. Por eso el tratamiento para su resolución es coincidente en algunos aspectos.
Como cualquier otra enfermedad cutánea, su causa está con seguridad en el interior, siendo esta la razón por la cual no recomendamos insistentemente los tratamientos tópicos externos, aunque reconocemos que debemos emplearlos en ocasiones para paliar los síntomas o el aspecto externo más notorio.
La clasificación de ambas como enfermedad autoinmune nos parece incorrecta, especialmente porque no creemos en ellas. No hay ninguna razón para creer que el sistema inmune, tan preciso y eficaz, se vuelva hostil contra el mismo organismo al que tiene que proteger. Eso no es la ley natural de autorregulación.
También se ha contemplado como influyente o decisivo para ambas enfermedades las características psicológicas del enfermo. Sin embargo, vemos que estas enfermedades comienzan a generarse a muy tempranas edades y que permanecen tenazmente, e incluso avanzan con el paso del tiempo y la madurez de los afectados, lo que nos dice el papel real del pensamiento en estos enfermos. Aunque los aspectos psicológicos sean determinantes para la curación, no parecen ser la génesis.
Así que, y una vez que hemos dejado al margen a los trastornos autoinmunes y las anomalías psicológicas, nos queda una enorme cantidad de órganos o sistemas que pueden ocasionar ambas enfermedades, sin olvidar el equilibrio energético del organismo. En este último aspecto es donde entra la medicina cuántica que más tarde detallaremos ampliamente.