EL PERIPLO DE HANNÓN por Pedro Rodríguez de Campomanes

EL PERIPLO DE HANNÓN por Pedro Rodríguez de Campomanes

December 6, 2019

Titulo del libro : EL PERIPLO DE HANNÓN
Fecha de lanzamiento : July 28, 2015
Autor : Pedro Rodríguez de Campomanes
Número de páginas : 176

Obtenga el libro de EL PERIPLO DE HANNÓN de Pedro Rodríguez de Campomanes en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Pedro Rodríguez de Campomanes con EL PERIPLO DE HANNÓN

El Periplo de Hannón, es el relato de un viaje efectuado, en fecha indeterminada, por una flota cartaginesa comandada por Hannón. Durante la expedición se colonizó y se exploró al menos parte de la costa atlántica de África.

El relato conservado del Periplo de Hannón es un texto redactado en griego que, supuestamente, es una traducción de la bitácora de viaje que Hannón inscribió en una tablilla, en idioma púnico, que fue colocada en el templo de Baal Moloch (a quien los griegos identificaron con Crono) cuando regresó a Cartago.

Según el texto, en el que se califica a Hannón como rey —aunque algunos historiadores opinan que pudo ser un sufete—, zarpó de Cartago con 60 barcos y 30.000 personas entre hombres y mujeres. Tras pasar las Columnas de Hércules fundó varias colonias: Timiaterio, Cariconticos, Gite, Acra, Melita y Arambis.

Llegaron luego al río Lixo y tras convivir un tiempo con los lixitas, tomaron consigo intérpretes de entre los habitantes del lugar y costearon el desierto durante unos días hasta que llegaron a una pequeña isla que colonizaron y que llamaron Cerne.

Tras explorar dos ríos y un lago, regresaron a Cerne y continuaron navegando por la costa rumbo al Sur, donde encontraron habitantes que huían de ellos y ni siquiera los lixitas entendían su lengua. Más adelante avistaron una llanura desde donde veían alzarse numerosos fuegos.

Siguieron navegando y llegaron a un golfo llamado Hesperúceras; desembarcaron en una isla selvática que, por miedo, abandonaron y llegaron a una zona de la costa que, debido a torrentes de fuego, emanaciones y al calor, resultaba inaccesible. El fuego mayor correspondía a una montaña llamada Teonoquema.

Más tarde llegaron a otro golfo llamado Notúceras; en otra isla encontraron unos seres salvajes que los intérpretes llamaban gorilas. Lograron capturar a tres hembras y, tras desollarlas, llevaron sus pieles a Cartago. Allí concluyó la expedición, debido a la falta de provisiones.