Los Misterios de las Plantas (Un Futuro Diferente nº 92) por Oswaldo Enrique Faverón Patriua

Los Misterios de las Plantas (Un Futuro Diferente nº 92) por Oswaldo Enrique Faverón Patriua

November 14, 2019

Titulo del libro : Los Misterios de las Plantas (Un Futuro Diferente nº 92)
Fecha de lanzamiento : June 29, 2017
Autor : Oswaldo Enrique Faverón Patriua
Número de páginas : 177

Los Misterios de las Plantas (Un Futuro Diferente nº 92) de Oswaldo Enrique Faverón Patriua está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Oswaldo Enrique Faverón Patriua con Los Misterios de las Plantas (Un Futuro Diferente nº 92)

Las plantas y lo que gira alrededor de ellas es un mundo que se abre a nuestros pies, esto tiene mucho que ver con los grandes avances tecnológicos que ha logrado la humanidad en los últimos tiempos. Uno de los hechos más relevantes que están saliendo a la superficie es lo relativo al gran poder de recuperación y resistencia de las plantas para sobrevivir al paso del tiempo. Así tenemos que en el 2012, investigadores encontraron semillas fosilizadas conservadas por 32,000 años en el permafrost de la tundra Siberiana. Ellos lograron convertir las semillas en plantas. Esta sería la planta de mayor antigüedad en ser resucitada y abriría un camino para investigar la vida prehistórica.
Otro ejemplo es lo sucedido en el 2008. Una pequeña planta de zonas áridas ha logrado regresar del mundo de los muertos gracias a científicos y técnicos dirigidos por la Junta de Andalucía, en España. La «Linaria lamarckii», se había declarado extinguida, en el 2007.
En el 2013. Un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta, Canadá, ha logrado revivir unas plantas enterradas en el glaciar Lágrima de la isla de Ellesmer, en el Ártico canadiense. La planta era del tipo de los briofitos, la cual es no vascular; en este grupo están incluidos los musgos. Los briofitos son las plantas terrestres más sencillas, carecen de hojas, tronco y raíces. Fueron sepultadas por el hielo durante la pequeña Edad del Hielo, entre 1550 y 1850.
Durante un incendio, que desató una bomba, que sufrió el Museo de Historia Natural de Londres, tras un bombardeo alemán durante la segunda guerra mundial, hizo que los bomberos tuvieran que utilizar gran cantidad de agua para extinguirlo, a pesar de todo una semilla de 500 años de antigüedad que estaba en el museo recobró la vida y germinó de forma espontánea.
Científicos chinos lograron hacer germinar una semilla de un viejo árbol de Loto de 1.200 años. La investigación ha sido dirigida por la Universidad de Illinois, la Universidad de California, y el Jardín Botánico de Wuhan, en la Academia China de Ciencias.
En el 2008. La Phoenix dactylifera que tiene raíces bíblicas, procede del palacio que el rey Herodes el Grande, tenía en la fortaleza de Masada, en el desierto de Judea, Israel. En Masada centenares de judíos resistieron el asedio de la 10° legión romana tras la conquista de Jerusalén y la destrucción del templo de Herodes. Los científicos estiman que la semilla debió encontrarse en la montaña de Masada cuando Roma impuso el sitio a los rebeldes judíos, que prefirieron suicidarse en masa antes que rendirse a los romanos.
En tiempos de Roma, Judea era conocida por los dátiles de sus palmeras nativas. La palmera de Judea fue durante años la principal fuente de alimento, refugio y sombra para los habitantes de la región. La palmera de Judea se extinguió completamente con las cruzadas. Se cree que alrededor del año 500, su desaparición fue total.
Tanto la Phoenix dactylifera como la palmera de Judea fueron resucitas por los científicos.
En el 2014. Un ciprés de 5.000 años que podría haber sido plantado por Huangdi, el «Emperador amarillo», considerado como el ancestro de todos los chinos; este árbol ha sido clonado con éxito, anunciaron los científicos.
En el 2012 se logró resucitar una semilla contenida dentro de un fruto enterrado por una ardilla y congelado en Siberia hace más de 30.000 años.
Los éxitos en resucitación han sido impresionantes, también lo son en lo que respecta a los musgos, que se ha logrado revivirlos hasta después de 1,600 años.
Otro rubro dónde las plantas nos sorprenden es en su gran capacidad para brindar energía; durante la fotosíntesis la planta produce materia orgánica que convierte la energía de la luz en energía química. En Holanda, se utiliza grandes extensiones de plantas como fuente de energía limpia, actualmente se han abocado a alimentar a sistemas de alumbrado público, dispositivos de WIFI en espacios abiertos y cargadores de celulares.