Escritos XIX por Amylkar David Amylkar David

Escritos XIX por Amylkar David Amylkar David

September 22, 2019

Titulo del libro : Escritos XIX
Fecha de lanzamiento : October 23, 2018
Autor : Amylkar David Amylkar David
Número de páginas : 390

Descargue o lea el libro de Escritos XIX de Amylkar David Amylkar David en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Amylkar David Amylkar David con Escritos XIX

Escuche por primera vez el nombre de Amylkar Acosta Medina a mediados de la década de 1970 cuando yo era estudiante de economía y él se destacaba ya como un combativo dirigente estudiantil en la Universidad de Antioquia. Luego, en la década de 1980 seguí su ascendente carrera de economista, pues desde un comienzo se caracterizó por dejar escritas sus ideas y publicarlas en periódicos y libros. Así supe del liderazgo regional que ejercía a comienzos de la década de 1980, primero en la Cámara de Comercio de Riohacha y luego desde el Corpes Costa Atlántica.

Más adelante, tal vez en 1990, pude observar sus dotes de orador, habilidad de la que se hablaba desde antes en Bogotá en el movimiento estudiantil. En esto último se parecía a otros líderes estudiantiles, pero ninguno de ellos tuvo después la disciplina, constancia y compromiso con el estudio de los temas que Amylkar Acosta ha demostrado a lo largo de su vida. Estos Escritos 19, son la prueba clara de lo que afirmo.

En estos Escritos 19 Amylkar Acosta se concentra en temas que son recurrentes en su vida pública e intelectual. Señalaría en primera instancia su atención constante a los temas macroeconómicos, finanzas públicas, política monetaria, sector externo. Ello corresponde a su formación profesional como economista y a su seguimiento permanente de los grandes debates nacionales sobre el estado de la macroeconomía nacional.
En esta ocasión la discusión macroeconómica gira en torno al choque de oferta que recibió el país con la caída de los precios del petróleo, lo cual afectó de manera drástica las finanzas públicas, la inversión extranjera directa y la tasa de cambio. Además, el panorama macroeconómico se enrareció aún más con la aparición del fenómeno de El Niño, que llevó a que la inflación se saliera del rango de 2 a 4% en torno a la meta de inflación de 3% establecida por el Banco de la Republica.

Sobre el manejo del tema monetario en esta coyuntura Acosta Medina tiene algunas objeciones que no voy a controvertir pues en ese momento me desempeñaba como Codirector del Banco de la Republica. Solo señalare que considero que el país realizó un ajuste al choque petrolero que fue bastante razonable en términos del bajo costo en términos del desempleo y la estabilidad económica.

Otros temas que han sido recurrentes en la producción intelectual de Amylkar Acosta están bien representados en esta recopilación: minas y energía, las regiones y lo social. En cierta forma todas confluyen en torno a La Guajira, pues ese departamento, de donde es oriundo, ha tenido un desarrollo basado en un modelo minero-energético desde la década de 1980, ha sido una región históricamente marginada del progreso social y económico del país, hasta el punto que podríamos caracterizarla como la periferia de la periferia. Solo el Choco, por razones completamente distintas, históricas y geográfica, ha sido tan discriminada por el centro del poder económico y político del país como La Guajira.

Pero Amylkar Acosta no se limita a una visión exclusivamente guajira, sino que siempre insiste en la problemática de todo el Caribe colombiano. En ese sentido ha sido un constante defensor del nuevo ordenamiento territorial del país propuesto en la Constitución de 1991, la región administrativa y de planificación, RAP, y la fórmula más avanzada, la región como entidad territorial, RET. Esa defensa la ha realizado siempre con argumentos, sin sectarismos y con gran constancia.

Digo esto, pues desde hace muchos años he expresado mis dudas sobre las posibilidades políticas de que esa vía se logre transitar en nuestro país pues dicho ordenamiento territorial no quedó en la columna vertebral de la Constitución de 1991, que es esencialmente municipalista. Pero a pesar de que en este tema estamos en esquinas diferentes siempre se puede dialogar e intercambiar ideas con Amylkar Acosta y, sobre todo, trabajar unidos por el bienestar de la población del Caribe nuestro.